9 oct. 2015

Los Unicornios no pueden molar más

Por más que quieran convencernos de que los unicornios no existen, o de que son la mitificación de los rinocerontes (sin tener tampoco nada en contra de estos), no lo van a conseguir.
Nos encantan los unicornios.

Representados de mil y una formas, y estampados en infinitos lugares, incluidas las cajas que albergan nuestros amados Jeffrey Campbell , para nosotros representan algo más que una simple leyenda.

Dando  una pequeña vuelta por la red hemos encontrado varias imágenes que captan la esencia más alocada, divertida, gamberra, e incluso sexy, de estos seres que tanto nos fascinan. ¿Por qué?
Tenemos varias razones para argumentarlo...

Los unicornios son elegantes y atrevidos, les gusta que les miren, son guapos y lo saben. Son más guays que los ponys sin duda alguna, porque no son tan ñoños y por poseer un cuerno en su frente... pero eso no lo es todo. Es una cuestión de actitud.

Más allá de su imagen de seres divinos, ligados a la pureza y todo eso, mantienen una postura casi-punk con mucha clase frente a la vida. Bueno, puede que nos estemos flipando, pero es nuestra creencia. 

Han sido un colectivo perseguido durante siglos, y maltratados, pues a algún listo se le ocurrió publicar a gritos que el cuerno de unicornio tiene propiedades mágicas. Fuera cierto o no, estamos totalmente en contra del maltrato animal, y de la discriminación a cualquier colectivo que no vaya por ahí  haciendo el mal.


Alguna leyenda cuenta por ahí que a los unicornios les encantan los tacos y la cerveza... ¿Pueden ser más perfectos? Sí, porque aunque no te lo creas sus heces saben a gominola
Esto último no nos lo hemos inventado nosotros. Hay cientos de imágenes en la red que los muestran defecando en cucuruchos de helado, o en otro tipo de recipientes para el disfrute final de los humanos.

Puede que si lo piensas resulte un poco repulsivo, pero no nos importa. Los unicornios son peña diferente, y eso también nos gusta. En realidad, no nos importa de qué sabor y/o colores hagan sus necesidades, porque se trata más bien de lo que representa este noble acto.

Otra cosa que nos encanta de ellos es que tienen un pelazo. Es un hecho. No hay más que añadir.



Si aún no te parecen suficientes razones para que se convierta en tu ser mitológico favorito, aún puedes conseguir una de las cajas perfectas diseñadas por Jeffrey Campbell para sus zapatos, y recibirlos en tan solo 24h en tu casa y sin pagar gastos de envío.

Recordad: Los unicornios molan porque no se preocupan en parecer otra cosa diferente a lo que son.

YOU WERE BORN TO BE REAL, NOT TO BE PERFECT



No hay comentarios: